Trata de Entre maderas, carton y almohadones.. ( Cuento corto )

.. este es Buggi uno de los  dos protagonistas de mi cuento..

Entre maderas, cartón y almohadones..
( Cuento corto )
*** … Breve introducción
Siempre tenemos un debe con algunas cosas de nuestra vida
y  en la vida mía he querido ir guardando las cosas mas lindas
y las que para muchos pasan desapercibidas.. aquí en este
relato rescato de mi vida dos personaje muy queridos por
mi y por mi hija Fanci Leticia;
..espero que guste pues es tal cual se los contare..
En la casa donde vivo tengo un terreno grande allí vivían
dos personajes de la especie animal, una gallina a la que
llamábamos Dorotea y un perro de la raza pekines al que
llamábamos Buggi.-
Dorotea: elegante con un plumaje brillante marrón  rojizo
en la mayor parte de su cuerpo y algún adorno blanco en
las puntas de sus alas, un cuello formado por plumas negras
que en los días de sol tenían reflejos multicolores.
Buggi: el perrito, bajito, de pelo largo marrón, pechera blanca
al igual que su hocico que terminaba en una puntita negra brillante.-
Cuando al amanecer el sol comenzaba a brillar entre las ramas,
tupidas hojas verdes del árbol de laurel de mi vecino del fondo..
Dorotea venia con un canto o tal vez conversando sola con
su cooo-co-cooo – co hasta la puerta de la cocina, muchas veces
con su pico golpeaba en la chapa..
Buggi el perrito que vivía adentro, dormía en su almohadón azul mullidito con frasadita multicolor, se despertaba, despertándose estirando sus patas cortas y luego acomodaba los pelos de su larga y peluda cola con bruscos movimientos de su cuerpo.. y se encaminaba perezosamente, suavemente y bostezando hacia la puerta donde Dorotea hablaba o cantaba.
El saludo mañanero del perro y la gallina: Buggi daba vueltas bien apretaditas a Dorotea, así todos los días, luego venían los juegos, carreras escondidas y muchas veces estos amigos se peleaban para luego mas tarde mirarse – uno desde la puerta de la cocina y la otra desde el fondo del terreno, cuando la pequeña diferencia que habían tenido pasaba al aburrimiento uno de los dos se acercaba corriendo a toda velocidad – el perrito Buggi,
o con su cacareo cooo-co-co la gallina Dorotea.
Cuando el sol caia al otro extremo del horizonte y llega la tardesita con sus colores , la gallina muy elegante y con pasos que parecían estudiados volvió a su casa.. una casita muy humilde de madera, cartón  y chapas que tenia en un rinconcito del fondo del terreno, el perrito entraba a la casa a jugar con sus juguetes de peluche o pelotas de colores o simplemente echarse a los pies de sus dueños y recibir caricias a la luz tal vez de una TV.-
Dorotea entre sus maderas, cartón y chapas viendo entrar por los agujeros de su casita la luz de la luna que daban sobre su cabeza, se dormia temprano.-
Al otro día aquella rutina se repetiría nuevamente entre el perrito y la gallina, dos personajes de distintas razas, uno que vivía entre almohadones y rodeado de juguetes y caricias y otra que dormia en su humilde casita en el fondo de mi terreno, dos razas, dos clases sociales, podían ser felices en el fondo de mi patio !!
Autor:    Mario MARTINEZ DUARTE
( 2006 )
.. sin corrección
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Trata de Entre maderas, carton y almohadones.. ( Cuento corto )

  1. Tantas veces los animales son más sabios que los humanos. Deberíamos aprender mucho observándolos. Hermoso relato.
    artes plasticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s